Beatificación de la hermana Lucía

Sor Lucía, la última testigo de las apariciones de Fátima

Sor Lucía, la última superviviente de los tres pastorcitos a quienes la Virgen María se les apareció en Fátima, Portugal, falleció el día 13 de febrero del 2005, a los 97 años de edad. Su tránsito a la Casa del Padre ocurrió un día 13 , como el que en mayo de 1917 marcó su histórico encuentro con la Madre.

Según informaron fuentes de la Iglesia Católica a la agencia de noticias portuguesa Lusa, la hermana María Lucía del Corazón Inmaculado , nacida en 1907 como Lucía de Jesús dos Santos, murió en el convento de clausura Santa Teresa de Coimbra, centro Portugal, a las 17:25 horas locales (misma hora GMT), debido a complicaciones propias de su avanzada edad .

ElObispo local, Mons. Antonio Cleto, oficiará sus funerales en la Catedral de Coimbra. El Obispo de Leiría-Fátima también estará presente en las exequias.

Los restos de la religiosa recibirán sepultura en el Carmelo de Santa Teresa , su hogar desde 1948.

Su vida

Lucía nació el 22 de marzo de 1907 en una localidad cercana a Fátima, y allí, cuando tenía diez años, vio por primera vez a la Virgen en la Cova de Iría, mientras estaba con sus primos los hermanos beatos Francisco y Jacinta Martos, ambos fallecidos a temprana edad.

Lucía entró en 1921 en el colegio de las Hermanas Doroteas en la localidad de Vilar, en las cercanías de Oporto (norte). En España la Hermana Lucia vivió primeramente en Pontevedra en el Convento de las Madres Doroteas, precisamente alli fue donde se cumplió lo que la Virgen le había dicho el 13 de julio de 1917:”que vendría a pedir la devoción de los cinco primeros sábados de mes”, esto ocurrió el 10 de diciembre de 1925, estando ella en este convento en Pontevedra.

Dicho convento es hoy Santuario del Corazón Inmaculado de María, así declarado por el Santo Padre en el año 2000, 75º aniversario de la apariciones, con un mensaje y bendición transmitido por el Nuncio de Su Santidad y la asistencia de 6 Obispos entre ellos el de Fátima y el Arzobispo de Santiago. Este santuario es regentado y custodiado como un gran tesoro que el cielo ha brindado a España, por el Apostolado Fátima en España, pues alli como ya se ha dicho fue el broche de oro del mensaje de Fátima, como así lo afirmo el Obispo de Fátima. En 1928 se trasladó a la ciudad española de Tui, donde vivió algunos años.

En 1946 regresó a Portugal y, dos años después, entró en el Carmelo de Santa Teresa de Coimbra, donde profesó sus votos como carmelita en 1949.

El Papa beatificó en el año 2000 ante 700 mil personas a Francisco y Jacinta Marto y en la actualidad se encuentran en proceso de canonización.

Sor Lucía escribió dos volúmenes con sus “Memorias” y los “Llamamientos del Mensaje de Fátima”.

Ruega por nosotros desde el Cielo.